• [email protected]

Monitoreando Temperatura durante la Pasteurización de la Leche

Por Equipo Hanna | Hace 3 meses 4 semanas en Aplicaciones | Comentarios

La leche es una importante parte de la dieta humana; a nivel mundial sobre 730 toneladas métricas de leche son producidas cada año. Sin embargo, la leche sin pasteurizar puede ser fuente de patógenos dañinos, como la Listeria, Salmonella, E. coli. El consumo de leche rancia (sin pasteurizar) es la causa líder de hospitalización por malestares transmitidos por alimentos. Hay muchos aspectos del proceso de producción que pueden introducir estos patógenos en la leche, incluyendo contacto con heces de la vaca, infecciones en la ubre de la vaca, bacteria en la piel de la vaca y equipamiento sin limpiar.

Estos patógenos prosperan en la leche y la mientras la duración en el tiempo aumenta desde el comienzo (producción) hasta el final (consumo), el tiempo de reproducción de los patógenos también aumenta, por lo tanto incrementando la posibilidad de enfermedad del consumidor. Por esta razón, la mayoría de la leche encontrada en supermercados hoy pasa por un proceso de pasteurización, donde la leche es calentada a una temperatura específica por un tiempo específico de tiempo con el fin de proporcionar un producto más seguro.

Durante la pasteurización, el objetivo no es matar todos los microorganismos en la leche, solo aquellos que tienen la potencialidad de causar una enfermedad trasmitida por alimentos. El proceso de Pasteurización fue inicialmente desarrollado desde el proceso usado a mediados de 1860 para la cerveza y para el vino. Desde 1880 a 1930, la leche fue procesada similarmente al proceso de pasteurización del vino, donde este era calentado a moderadas bajas temperaturas (60°C/140°F) por un extendido periodo de tiempo.

Hoy, hay 2 métodos principales de pasteurización utilizados en proceso de la leche: Alta temperatura, corto tiempo (HTST), también conocido como pasteurización flash, y la pasteurización de ultra alta temperatura (UHT). El la pasteurización flash, la leche es calentada a 71°C (161°F) por un mínimo de 15 segundos, donde a la leche se le asigna una vida útil de 2 a 3 semanas. La pasteurización de ultra alta temperatura requiere que la leche sea calentada a temperaturas de 138°C (280°F) por 2 segundos, lo que resulta en una vida útil de 2 a 3 meses o 6 a 9 meses cuando son almacenadas sin refrigerar y en combinación con embalaje esterilizado. En ambos casos, el proceso de pasteurización debe cumplirse así la leche sea calentada igualitariamente y ninguna leche esté sujeta a temperaturas más bajas o tiempos más cortos de pasteurización.

Un supervisor de control de calidad en una planta de proceso de leche se acercó a Hanna Instruments por un termómetro portable con el fin de validar sus termómetros en línea usada en el proceso de pasteurización flash. La planta de procesamiento de leche requería que fuesen informadas sus temperaturas de cada partida que fuese pasteurizada y para propósitos de control de calidad, querían asegurar que sus lecturas en línea fuesen precisas.

Ella solicito un termómetro con alta precisión (+/- 1°C) que cubriese el rango de su medición de 70° a 75°C. Hanna Instruments le ofreció el Termómetro Termistor a prueba de agua con Característica de Calibración HI 93510N. Este medidor ofrece una alta precisión de +/- 0.4°C, la opción de fácilmente cambiar entre lecturas en Celsius o Fahrenheit, un batería con vida útil de hasta 2000 horas y la capacidad de medir temperaturas en un amplio rango de -50°C a 150°C.

El HI 93510N viene equipado con una sonda de acero inoxidable para propósitos generales HI 762BL pero también tiene la opción de una sonda intercambiable así el cliente puede personalizar la sonda a su elección y/o fácilmente cambiar entre múltiples sondas para superficies, líquidos o mediciones de temperatura del aire. El cliente valoro la característica de calibración del medidor, el cual le permitió a la sonda ser recalibrada a 0°C en un baño de hielo, asegurando resultados precisos en el tiempo.

El cliente también compro la llave de prueba a 70°C HI 762070C para revisar y validar la calibración de fábrica del medidor. Las llaves de pruebas son conectadas al medidor y deberán leer un valor esperado con la precisión declarada de +/- 0.4°C. Debido a esto las llaves de prueba estaban en conformidad con el punto de su rango de medición, así ella podría sentirse confiada con las lecturas que obtenía del medidor fuesen precisas.

El rango amplio de temperatura le permitió usar el termómetro para validar las temperaturas de los estanques refrigerados de almacenamiento de la leche, los cuales eran mantenidos a aproximadamente 4°C. La característica a prueba de agua del medidor en conjunto con la protector de goma HI 710007 le brindo al medidor durabilidad. El Termómetro Termistor HI93510N les proporciono todas las características que ellos necesitaban para fácil y precisamente validar sus lecturas de temperaturas en línea.

Comentarios